desayuno en la confiteria colombo Cosas que hacer en Rio de Janeiro para sentirte un verdadero carioca

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Los cariocas, como se conoce a los habitantes de Río de Janeiro, son un pueblo alegre y vibrante y esto no es de extrañar, sobre todo si tomamos en cuenta que viven en una de las ciudades más bonitas de mundo, con un clima privilegiado, rodeados de una naturaleza exuberante y con una enorme línea de costa que alberga playas paradisiacas.

Pasar unos días en la “Ciudad Maravillosa” es siempre una experiencia inolvidable. Las atracciones turísticas son casi infinitas y es mucho lo que se puede conocer en la ciudad. Pero más allá de los recorridos turísticos convencionales, esta vez te proponemos una forma diferente de conocer Río de Janeiro, te proponemos que te mezcles con los cariocas y al igual que ellos, hagas las cosas simples pero maravillosas que forman parte de su día a día. Una manera fantástica de entender la cultura de Río de Janeiro y sentirte un verdadero carioca.




Estas son algunas de las cosas que hacer en Río de Janeiro para sentirte un verdadero carioca:

Disfruta un desayuno de domingo en la Confitería Colombo del Fuerte de Copacabana

La Confitería Colombo, además de su histórica sede en el centro de Río, tiene un local en el Fuerte de Copacabana, donde sirve completos desayunos con café, zumo de naranja, yogurt, tostadas y otras delicias. Los sábados y domingos, los cariocas acostumbran llenar su terraza para disfrutar de las hermosas vistas de la playa de Copacabana mientras desayunan en familia. Eso sí, tienes que ir temprano y armarte de paciencia porque es uno de los lugares más solicitados durante los fines de semana.

Tómate una caipirinha viendo la puesta de sol desde la laguna

Todos sabemos que una de las bebidas más tradicionales de Río de Janeiro y de todo Brasil, es este delicioso y dulce cóctel preparado a base de aguardiente de caña de azúcar o cachaza. No hay un solo lugar en Río donde no sea posible disfrutarlo, pero al caer la tarde nada como los alrededores de la Laguna Rodrigo de Freitas, uno de los mejores lugares para ver la puesta de sol. Hay dos lugares perfectos para escoger, alguna de las terrazas del Centro de Ocio Lagoon o el quiosco Palaphita Kitch, con sus rústicas mesas y banquetas de madera dispuestas en la posición perfecta para que te relajes y disfrutes como un carioca más.

Vive la magia del Maracaná

Reserva tu visita al famoso estadio Maracanã de Rio de Janeiro y descubre sus secretos.

 

Reservar

Vive la emoción al máximo viendo un partido de fútbol en el Maracaná

Conocido como el templo del fútbol, el Estadio Maracaná, ha sido recientemente renovado para acoger en condiciones la Copa Mundial del 2014, así que ahora es más cómodo y más seguro. Escoge un equipo de los varios que tiene la liga fluminense y disponte a animarlo y a vivir el fútbol como en ningún otro lugar del mundo.

Para hacer deporte sal a correr por la orla de Copacabana

Chicas bellas y chicos esculturales han sido desde hace décadas uno de los sellos de distinción de Río de Janeiro, una ciudad que ofrece mil posibilidades para los que quieran hacer algún deporte. Para sentirte un carioca más ponte ropa ligera y cómoda, cálzate unas buenas zapatillas y sal a correr por la famosa orla (paseo) de Copacabana. Prácticamente no existe un día que no haya gente corriendo, patinando o montando bicicleta por aquí, así que nunca estarás solo, pero si eliges un domingo tendrás la ventaja de que el tráfico vehicular estará cortado y el espacio para hacer deporte es enorme.

correr por la orla de copacabana Cosas que hacer en Rio de Janeiro para sentirte un verdadero carioca

Para reponer fuerzas, toma agua de coco en alguno de los quioscos de la playa

Algo que un carioca nunca deja de hacer es tomar agua de coco fresquita servida por supuesto en el propio coco. A lo largo de todos, pero todos, los paseos marítimos de Río de Janeiro siempre puedes encontrar quioscos ofreciendo esta energética bebida, así que ya sabes “donde fueres haz lo que vieres”.

Anda a la playa como los locales, con pareo no con toalla

Aunque siempre hayas pensado que la toalla es uno de los elementos imprescindibles cuando vas a la playa, si realmente quieres parecer un carioca y que no salte a la vista que eres un “gringo” (término que vale para cualquier extranjero), deja la toalla en casa y coge un colorido pareo. Esa prenda multiusos que sirve tanto para tumbarte al sol, para secarte y para vestirte es un imprescindible para cualquier carioca. Si no tienes uno, no te preocupes, en la playa abundan los vendedores de pareos y trajes de baño, muy a la moda brasileña.

Tours gastronómicos en Río

Reservando alguno de estos tours, descubrirás sabores tradicionales de Río y conocerás mejor las costumbres cariocas y el patrimonio cultural de la ciudad.

 

Reservar

Si es sábado, te toca comer feijoada

Aunque es un plato típico en todo Brasil, incluso la gente de otros estados piensa que el más amante de esta preparación es el carioca. Una poderosa combinación de alubias (frijoles) negras guisadas con carne de cerdo, tocino y chorizo, acompañadas de arroz blanco, farofa (harina de mandioca tostada), hojas de couve (col o acelgas) finamente cortadas y trozos de naranja. Un inmenso número de restaurantes en Río de Janeiro ofrecen la tradicional feijoada completa los sábado (aunque haga un calor de morirse), pero eso sí, tienes que ir con mucho hambre porque las porciones son realmente completas, como su nombre lo indica.

Las cervezas bien frías tienes que tomarlas en los botecos

Los botecos o botequim, esos bares tradicionales que muchas veces parecen haberse quedado dormidos en el tiempo, son los lugares preferidos por los cariocas para tomarse una cerveza bien fría (o varias). Con sus mesas casi siempre al aire libre, son el punto de encuentro por excelencia de los lugareños y si hay un partido de fútbol, entonces se convierten en los lugares más solicitados para verlos mientras se come y bebe algo. Uno de los mejores es el Bar Urca, sin mesas, pero con unas vistas fantásticas, es uno de los botecos que no puedes perderte.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone
Menu
×