Salud

farmacia2

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

A pesar de que en las zonas de selva de Brasil es necesario tomar precauciones y vacunarse contra la fiebre amarilla, no existe ese problema de salud en Río de Janeiro, ni ningún otro de considerable importancia.

Sin embargo hay que tener en cuenta que al tratarse de una zona con clima tropical, principalmente en verano con el incremento del calor y las lluvias y en áreas boscosas como la Floresta da Tijuca, el Bosque da Barra o el Parque Chico Mendes, entre otras, suele haber abundancia de mosquitos que en algunos casos pueden ser transmisores de dengue, por lo que es importante usar un buen repelente de insectos y acudir al médico si hay síntomas como fiebre, dolor de cabeza y de ojos o dolores musculares.




Uno de los incidentes más comunes entre los visitantes a Río de Janeiro, son las quemaduras de sol debido a la no aplicación de protectores solares, es importante recordar que el uso de una buena crema protectora es fundamental para que las vacaciones no se arruinen por quemaduras innecesarias que pueden llegar a ser peligrosas.

Lo mejor, para evitar problemas estomacales, es beber agua embotellada, lo común es el agua sin gas, aunque también se encuentra gasificada. El agua embotellada no es cara, en todos los quioscos de la ciudad y de las playas venden botellas pequeñas a unos R$3, aunque los mejores precios se encuentran en los supermercados que están abiertos durante todo el día.



Atención médica

Los servicios de salud pública en Río de Janeiro no gozan de buena fama, los hospitales están saturados y no siempre cuentan con todos los recursos necesarios, por lo que los mejores servicios son prestados por las clínicas privadas, aunque son extremadamente caras. Lo mejor es viajar a Río de Janeiro llevando desde casa un seguro médico previamente contratado y asegurarse de que cuente con amplia cobertura.

La Clínica Galdino Campos ubicada en la Avenida Nossa Senhora de Copacabana 492, Copacabana, es una de las más recomendadas para extranjeros ya que trabaja con la mayoría de los seguros internacionales de salud y su personal habla varios idiomas, entre ellos español, con lo que el viajero podrá estar más tranquilo en caso de emergencia. En caso necesario, los hospitales públicos son gratuitos y también atienden a los turistas.

Farmacias

En Río de Janeiro es fácil encontrar farmacias (drogarias) y muchas están abiertas 24 horas. En general las farmacias están bien surtidas y es posible comprar algunos medicamentos sin receta aunque hay que tener en cuenta que los nombres de muchos de ellos pueden variar en cada país por lo que es aconsejable consultar antes con el farmacéutico. También es importarte verificar la fecha de caducidad de las medicinas antes de comprarlas porque se han dado algunos casos en que estaban caducadas.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Te puede interesar…

Menu
×