Música de Río

musica de rio de janeiro

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

La música de Río forma parte de la vida cotidiana de sus habitantes y es una de las expresiones más importantes de la cultura carioca. En cualquier rincón puede escucharse una gran variedad de ritmos, ya sean tradicionales o modernos, y son muchos los personajes que han enriquecido la música brasileña con composiciones que se han hecho mundialmente conocidas como “Garota de Ipanema”o “Agua de Beber”. Posiblemente el género musical más importante de Río de Janeiro sea el Samba, inseparablemente ligado al Carnaval, pero otros ritmos como el Bossa Nova, el Jazz, el Forró y la Música Popular Brasileña forman parte del patrimonio cultural de la “Ciudad Maravillosa.”



Samba

Si bien el samba o la samba (en Brasil se le llama en masculino) no es un ritmo exclusivo de Río de Janeiro, está bastante ligado a la ciudad debido a que se ha convertido casi exclusivamente en la música del Carnaval, es imposible pensar en esa multitudinaria fiesta separada de este ritmo alegre en cuyas letras se habla de temas cotidianos y de la vida, tal como es. Además el nacimiento de la samba marca también el origen de la música brasileña.

El samba en Río de Janeiro surge a principios del siglo XIX en los barrios del hoy centro histórico (Praça XI, Pedra da Sal, Morro da Conceição) donde se concentró un gran número de inmigrantes de ascendencia africana, procedentes del noreste del Brasil (en especial de Bahía). Fue dentro de estas comunidades, que mantuvieron sus costumbres y tradicionales africanas, como la música, la danza y la religión Candomblé, donde músicos e instrumentistas empezaron a dar forma a este nuevo ritmo, en reuniones improvisadas.




Poco a poco la samba salió de los hogares y barrios obreros e invadió los tradicionales botequims o botecos (bares), para 1930 vivía su edad de oro, se escuchaba samba por toda la ciudad y se consagró como la música de Río más importante del momento, convirtiéndose en el ritmo del Carnaval. Surgieron compositores como Donga (que registró la primera samba conocida en 1917 llamada “Pelo Telefone”), Aniceto do Império, Nelson Cavaquinho, entre otros, y nacieron algunas variaciones de samba, algo más melódicas, que serían las bases para el futuro Bossa Nova.

Uno de los personajes más conocidos internacionalmente es Carmen Miranda, una de las mayores actrices, cantantes y bailarinas de la época que se convertiría en la primera gran embajadora de la música brasileña.

En los últimos años han vuelto a abrirse los tradicionales salones de baile en Río de Janeiro (antiguas gafieiras), especialmente en el barrio de Lapa, y eso ha tenido como consecuencia un resurgir del samba entre todos los públicos que se reúnen para escuchar y bailar la que es la música más tradicional de Río de Janeiro.



Bossa Nova

Nacido en la década de 1950 como una derivación del Samba carioca, más melodiosa y lírica, el Bossa Nova se originó en la Zona Sur de Río de Janeiro gracias a la unión de dos de los músicos más famosos del país, Antonio Carlos (Tom) Jobim y João Gilberto, con el poeta y compositor Vinicius de Moraes.

El Jazz y el Blues también influenciaron el nuevo ritmo denominado Bossa Nova (literalmente “nuevo estilo”), que con sus melodías más íntimas y armónicas tuvo amplia acogida entre las clases media y alta de la ciudad, que habitaban la zona sur (barrios como Ipanema y Copacabana). Pocos años más tarde, el Bossa Nova alcanzó tanto éxito a nivel mundial que estrellas como Ella Fitzgerald y Frank Sinatra interpretaron algunas de las más emblemáticas canciones de este género, quizá la más conocida sea “Garota de Ipanema”.

A diferencia del Samba, donde los instrumentos de percusión son los que tienen mayor protagonismo, el Bossa Nova da prioridad a la guitarra, que en ocasiones es acompañada por el piano, y a la melodía cantada. En muchos casos sus letras dibujan un retrato casi nostálgico de la ciudad, como en la canción “Corcovado” de Tom Jobim, o “Río” de Roberto Meneschal. Famosa a nivel mundial, el Bossa Nova es quizá la música de Río que más ha cantado a la ciudad que la vio nacer.



Música Popular Brasileña

La Música Popular Brasileña, conocida simplemente como MPB es un género musical en sí mismo (no hay que confundirla con la música de Brasil, que abarca todos los géneros) surgido como una evolución del Bossa Nova en los años 70 del pasado siglo y que a lo largo de su existencia ha sido influenciada por una amplia variedad de géneros musicales tan diferentes como el Samba, el Rock, ritmos Latinos e incluso el Reggae.

Inicialmente la MPB surge como un tipo de música de protesta, de la mano de músicos como Edu Lobo, Milton Nascimento, Elis Regina, Djavan y Chico Buarque, uno de los músicos más importantes de la época. En sus inicios, las letras de sus canciones hablaban de la represión y la injusticia social producto de la dictadura militar que vivía el país, pero poco a poco esto fue cambiando y ahora la MPB se ha convertido en un género difuso que da la bienvenida a cualquier influencia musical y que goza de gran aceptación.

Uno de los más modernos exponentes de la Música Popular Brasileña es Carlinhos Brown, cuya música tiene influencia de ritmos como el Merengue y el Candomblé. Este intérprete no sólo ha revolucionado este estilo musical, sino que ha demostrado un gran compromiso social con las comunidades más necesitadas del país, convirtiéndose en uno de los mayores ejemplos de solidaridad que existen en la actualidad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Te puede interesar…

Menu
×