Jardín Botánico

Fuente de las musas Jardin Botanico Rio de Janeiro

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Emplazado en el barrio del mismo nombre, en los límites del Parque Nacional da Tijuca, el Jardín Botánico de Río de Janeiro es una auténtica joya natural que en sus 137 hectáreas alberga más de 9.000 especies de plantas nativas y foráneas, varios edificios históricos y el Museo de Medio Ambiente (cerrado por obras de restauración).




La historia del Jardín Botánico se remonta a los inicios del siglo XIX cuando don João VI, el Príncipe-Regente de Portugal se exilió a Brasil y estableció en Río de Janeiro la sede de la monarquía. Llegado a Brasil en 1808, Don João creó un Jardim de Aclimação (jardín de aclimatación), con la finalidad de adaptar al clima de la ciudad, especies traídas desde las Indias Orientales como la nuez moscada, la canela y la pimienta.

Paseo de palmeras imperiales, el símbolo del Jardin Botanico Rio de Janeiro

Paseo de palmeras imperiales, el símbolo del Jardín Botánico

El 11 de octubre de ese mismo año, el jardín recibió el nombre de Real Horto (Huerto o Jardín Real) y quedó ubicado al lado de Real Fábrica de Pólvora levantada en lo que fue un gran ingenio azucarero perteneciente a Rodrigo de Freitas, justo al lado de la Laguna que hoy lleva su nombre.




Muchas de las plantas iniciales del Jardín Botánico Río de Janeiro, provenían de las Islas Mauricio y de las Guayanas. Una de ellas, que se convertiría en emblema del jardín, es la conocida como Palmera Imperial o Palmera Real. Regalo de don Luiz de Abreu Vieira e Silva, fue el mismo Príncipe Don João quien la plantó y por eso se le dio ese nombre.

Busto de Don João VI Jardin Botanico Rio de Janeiro

Busto de Don João VI

La idea inicial de los directores del Jardín Botánico fue mantener ese ejemplar en exclusividad pero los esclavos subían por la noche a la palmera y recogían sus frutos para venderlos clandestinamente. De este modo la llamada Palmera Real (Roystonea oleracea) se dispersó por todo el país, haciéndose más conocida incluso que la palma nativa. La palmera original (Palma Mater) plantada por Don João sobrevivió hasta 1972 cuando fue alcanzada por un rayo, en ese momento medía 38,7 metros de altura y su tronco se exhibe hoy en el Museo.

Recinto del Orquideario Jardin Botanico Rio de Janeiro

Recinto del Orquideario

Aunque las luchas por la independencia de Brasil ocasionaron que el Jardín Botánico de Río de Janeiro cayera en un período de abandono, en 1822 fue abierto al público ya con el nombre de Real Jardín Botánico. Fue durante esos años que el fraile carmelita Leandro do Sacramento, miembro de la Academia de Ciencias de Londres y Munich y Profesor de Botánica de la Academia de Medicina y Cirugía de Río de Janeiro, asume la dirección del Jardín Botánico, aumentando notablemente las colecciones, catalogándolas y dándole un carácter mucho más científico.

Orquídea Jardin Botanico Rio de Janeiro

Orquídea

En la actualidad, el Jardín Botánico Río de Janeiro contiene una gran variedad de riquezas, no sólo naturales sino también históricas. Entre las mayores colecciones destacan el magnífico Bromeliario, con una colección de más de 10 mil ejemplares de bromelias, el Orquideario con cerca de 3000 ejemplares de 600 especies diferentes de orquídeas, la colección de Plantas Medicinales ubicada en parte de las instalaciones de la antigua Fábrica de Pólvora, la colección de Cactus una de las más grandes de todo el país y, el invernadero de plantas carnívoras. La presentación de las colecciones, en especial de bromelias, orquídeas y cactus es realmente hermosa.

Ejemplares de Victoria Regia Jardin Botanico Rio de Janeiro

Ejemplares de Victoria Regia, una especie de nenúfar gigante del Amazonas

Otras zonas que no deben perderse son el jardín japonés, la sección del Amazonas con un lago donde flotan enormes ejemplares de Victoria Regia (lilas de agua) y el Jardín Sensorial, un espacio pensado especialmente para personas con limitaciones visuales.

Puente del Jardin Japones del Jardin Botanico Rio de Janeiro

Puente del Jardín Japonés

Pero además de un paseo por la naturaleza, el Jardín Botánico es también un paseo por la historia de Río de Janeiro. Una de las partes más bonitas del recorrido es la que atraviesa la Aléia Barbosa Rodrigues llamada también Aléia das Palmeiras (hilera o paseo de las palmeras), franqueada por palmeras centenarias de más de 30 metros de altura y en cuya parte final se encuentra lo que un día fue la fachada de la Real Academia de Bellas Artes, que funcionó hasta 1908 en la Plaza Tiradentes, en el centro histórico de Río. La hermosa fachada de mármol en estilo neoclásico es lo único que quedó de la Academia de Bellas Artes, después de que fuera demolida.

Antigua fachada de la Academia de Bellas Artes Jardin Botanico Rio de Janeiro

Antigua fachada de la Academia de Bellas Artes

También es posible visitar la Casa dos Pilões, que fue una de las dependencias de la Real Fábrica de Pólvora de la Ciudad y que jugó un papel muy importante para la defensa del Imperio de Brasil. Convertida en museo de sitio, aquí puede verse una maqueta que muestra cómo fue el funcionamiento de la fábrica, al igual que pequeños objetos encontrados durante las excavaciones arqueológicas. La Casa dos Pilões es además una interesante muestra de arquitectura colonial ya que permite ver cuáles eran las técnicas de construcción de la época.

Casa dos Pilões Jardin Botanico Rio de Janeiro

Casa dos Pilões

Otra de las edificaciones destacadas dentro del parque es la conocida como el Solar da Imperatriz (Casa de la Emperatriz), un hermoso palacete colonial cuyos orígenes datan de mediados del siglo XVIII. Restaurado en el 2001 acoge hoy la Escuela Nacional de Botánica Tropical, la primera de su género en América Latina.

Un paseo tranquilo durante los días de la semana y, muy animado y lleno de familias cariocas (como se conoce a los residentes de Río) los fines de semana, indudablemente el Jardín Botánico de Río de Janeiro es una visita que no debe perderse.

Jardín Botánico y Floresta da Tijuca en Jeep

Visita el Jardín Botánico y el Bosque Nacional de Tijuca para conocer la variedad de la flora brasileña. ¡Este Tour en Jeep es ideal para explorar la naturaleza de Río de Janeiro!

 

Reservar

Una alternativa muy recomendable es hacer uno de los tours en jeep que combinan la visita al Botánico con un recorrido por el interior de la Floresta da Tijuca, de esta forma no sólo se puede disfrutar de un agradable paseo por la naturaleza de Río, sino que es una entretenida manera de aprender un poco sobre la flora nativa y la importancia de estos pulmones verdes para la ciudad.

Carritos eléctricos Jardin Botanico Rio de Janeiro

Carritos eléctricos

Al entrar, se pueden obtener mapas explicativos del parque en el Centro de Visitantes. Para los mayores de 60 años y personas con necesidades especiales, el Jardín Botánico Río de Janeiro cuenta con carritos eléctricos (al estilo de los carritos de golf) en los que se realizan recorridos guiados por los principales hitos del parque; los paseos salen cada hora y son gratuitos.

Interior del Espacio Tom Jobim Jardin Botanico Rio de Janeiro

Interior del Espacio Tom Jobim

En el acceso al Jardín Botánico, dónde está el estacionamiento, hay una agradable plaza formada por un pequeño teatro, el café “La bicicleta” y el Espacio Tom Jobim, un lugar de exposiciones dedicado a la vida y obra del famoso músico brasileño Antonio Carlos Jobim, compositor, entre otros éxitos, de la canción “Garota de Ipanema” (Chica de Ipanema). En el lugar pueden verse fotografías, partituras, portadas de sus discos, paneles explicativos de su obra y su carrera artística, así como el piano de madera de jacarandá dónde creó sus inolvidables melodías.

Horario

Diariamente: 08:00 a 17:00 (excepto 25 de diciembre y 1° de enero)

Precios

Público general: R$6
Menores de 7 años y mayores de 60 años (residentes en Brasil o países de Mercosur): entrada libre

Cómo llegar al Jardín Botánico Río de Janeiro

icono-metrorio26X26 Estación Jardim Botanico | Metro Na Superficie Botafogo-Gávea

Accesos

Rua Jardín Botánico, 920 (dispone de estacionamiento para bicicletas)
Rua Jardín Botánico, 1008 (dispone de estacionamiento para automóviles y bicicletas)
Rua Pacheco Leão, 100 (ingreso peatonal)

Teléfono: +55 (21) 3874-1808 / 3874-1214
Sitio Web: www.jbrj.gov.br/

MAPA

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Lugares cercanos

Te puede interesar…

Menu
×