Copacabana

barrio de copacabana rio de janeiro

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Conocido como la Princesinha do Mar (Princesita del Mar), hablar del barrio de Copacabana es hablar de uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad, no con poca razón hay quienes se han atrevido a afirmar que Rio de Janeiro es la capital turística de Brasil y que Copacabana es el corazón de esa capital.

Y es que Copacabana es la zona más vibrante y cosmopolita de Río de Janeiro, no importa la hora, el día o la estación del año, en Copacabana siempre hay vida, siempre se puede ver gente paseando, haciendo deporte, comiendo o bebiendo en alguno de los cientos de restaurantes, bares, botecos o quioscos de la playa, o disfrutando de alguna roda de samba nocturna. Además, el barrio de Copacabana es uno de los mejores lugares para alojarse en Río de Janeiro, ya que está muy bien comunicado con el resto de la ciudad y tiene de todo para todos. Entre sus calles se reúne una comunidad ecléctica de cariocas, brasileños y extranjeros, gentes de todas las edades, razas y condiciones sociales que recorren cada día la famosa Orla de Copacabana, como se conoce a su paseo marítimo, en total armonía.




Cómo surgió Copacabana en Río de Janeiro

Lo que hoy es uno de los principales destinos turísticos de Río de Janeiro y de todo Brasil, empezó siendo un lugar desértico e inhóspito, de difícil acceso. La historia del barrio de Copacabana se remonta al siglo XVII cuando un grupo de pescadores levantaron una pequeña capilla en el extremo sur de la playa cuyo nombre era Sacopenapã, para albergar la imagen de la Virgen de Copacabana, patrona de Bolivia, que había sido llevada a Rio de Janeiro por un grupo de comerciantes de plata peruanos y bolivianos. La capilla fue demolida cuando en 1914 se levantó en ese promontorio el Fuerte de Copacabana, debido a que la suya era una posición estratégica, ideal para la defensa de la bahía de Guanabara. En la actualidad el fuerte alberga el Museo Histórico del Ejército y una sucursal de la tradicional Confitería Colombo.

vista del barrio de copacabana rio de janeiro

Los altos edificios del barrio vistos desde el Fuerte de Copacabana

A causa de la capilla y su virgen, los cariocas empezaron a referirse a la playa como la playa de la Nossa Senhora de Copacabana y con el correr del tiempo toda la zona adquirió ese nombre. No obstante, por décadas Copacabana sólo fue lugar de paso de pescadores y algunos curiosos atraídos por la noticia de que en sus costas podían ser vistas ballenas y, no fue sino hasta finales de 1800 cuando se inició la urbanización del barrio gracias a la inauguración del Túnel Velho (Túnel Viejo) que unió definitivamente las áreas oceánicas con el Centro de Río, que era hasta ese momento, la mayor zona urbana de la ciudad.

El barrio de Copacabana, junto con el de Leme y sus respectivas líneas de costa, se empezaron a planificar a partir de 1906 cuando se construyó la Avenida Atlántica, hasta hoy arteria principal de esa zona. Fue en ese momento cuando se diseñó la primera calzada del paseo marítimo, siguiendo el modelo empedrado con forma de ondas existente en la Praça do Rossio en Lisboa. Al igual que el actual, el diseño de la calzada  hecho con piedras negras y blancas representaba el movimiento ondulante de las olas del mar pero estaba puesto en paralelo a la costa (no como la vemos hoy en día). La obra fue realizada por un equipo de 32 artesanos usando piedras portuguesas.



Uno de los edificios más importantes de la franja costera del barrio de Copacabana, es el majestuoso Copacabana Palace Hotel, inaugurado en 1923, que con su lujoso diseño atrajo a la ciudad a los visitantes más ricos, famosos y elegantes de todo el mundo y contribuyó a poner Rio de Janeiro en la mira del jet set internacional.

A partir de ese momento se inicia la era dorada del barrio de Copacabana, entre sus calles surgen innumerables bares, restaurantes, discotecas, teatros, salas de cine y casinos, el famoso Casino Atlántico y el Casino del Copacabana Palace fueron por años dos de los principales atractivos turísticos de la Río de Janeiro, hasta que en 1946 el presidente Eurico Gaspar Dutra prohibió en Brasil los juegos de azar, obligando a su cierre.

Hotel copacabana palace barrio de copacabana rio de janeiro

El majestuoso edificio del Hotel Copacabana Palace

Copacabana creció a pasos acelerados, se consagró como un destino obligado para quienes querían tomar baños de mar y se convirtió en un polo de atracción de la cultura y la bohemia carioca que poco a poco empezó a moverse desde los tradicionales barrios de Lapa y Cinelanda hacia la zona sur de la ciudad que ganaba en sofisticación. Hasta 17 salas de cine podían encontrarse entre las calles del barrio de Copacabana durante los años 40, 50 y 60 del siglo pasado, de los cuales sólo sobrevive el tradicional cine Roxy, nombrado Patrimonio Cultural del Municipio.

Otro de los hitos importantes de la historia del barrio de Copacabana ocurrió en la década de 1950 cuando, junto con el barrio de Ipanema, se convirtió en cuna del Bossa Nova, un estilo musical derivado del samba carioca pero mucho más melodioso y lírico. Esta música, que rápidamente se extendió por el mundo, reunió en las salas de fiesta del popular Beco das Garrafas, a grandes talentos como Elis Regina, Dolores Duran, Sergio Mendes, Jorge Ben y Wilson Simonal. Las noches de Bossa Nova fueron por años otro de los clásicos atractivos de Copacabana.



No obstante, el barrio de Copacabana vivió a partir de la década de 1960 unos años de decadencia y deterioro, ocasionados por la sobrepoblación y un creciente caos urbanístico, hasta que en 1971 se realizó la mayor intervención urbana que le dio a la Avenida Atlántica y al paseo marítimo (orla) su imagen actual. El trazado urbanístico estuvo a cargo del arquitecto Lúcio Costa y el diseño paisajístico fue obra del afamado paisajista brasileño Roberto Burle Marx, quien creó no sólo los dibujos ondulantes en piedra negra y blanca que han hecho mundialmente famosa a la playa de Copacabana, sino todos los dibujos que se pueden ver en la acera del otro lado de la avenida. Fue esta recuperación urbana lo que marcó el nuevo despertar de Copacabana.

Qué hacer en Copacabana

Máquinas de ejercicio en la orla de Copacabana rio de janeiro brasil

Máquinas de ejercicio en la orla de Copacabana

Con el resurgimiento del barrio de Copacabana, su línea de costa se convirtió en sede de algunos de los eventos más famosos de Rio de Janeiro como la fiesta de Reveillon, una de las mayores quemas de fuegos artificiales del mundo que tiene lugar durante la noche de Año Nuevo desde 1976, así que participar de esta increíble fiesta es una de las mejores cosas que se pueden hacer en Copacabana. La playa acoge también multitudinarios conciertos y en sus escenarios se han presentado las mayores estrellas nacionales e internacionales de la música.

Como el barrio de Copacabana ha recuperado toda la vida que tuvo a mediados del siglo pasado, pero ahora es mucho más democrático, las posibilidades de ocio, descanso y diversión son muchísimas. No hay nada que falte entre las calles de esta estrecha franja de tierra encerrada entre el mar y las montañas, bares (botecos) tradicionales algunos abiertos día y noche, restaurantes de todo tipo, calidad y precio, supermercados, tiendas de recuerdos, bancos y un interminable número de alojamientos, tanto hoteles como apartamentos, donde se hospedan la mayoría de los turistas que visitan Rio de Janeiro. Por supuesto todo eso sin olvidar los famosos quioscos de la orla de Copacabana, donde es imposible resistirse a probar agua de coco, tomar una caipirinha, comer mariscos y escuchar música mientras se disfruta viendo la agitada vida de la playa.



La playa de Copacabana es uno de los lugares imperdibles de Río de Janeiro, cita obligada tanto para cariocas como para turistas y, no sólo para tomar el sol o bañarse en el mar, sino también para hacer deporte. A cualquier hora se puede ver a gente de todas las edades jugando al vóley playa, al futevoley (una adaptación del vóley en la que no se pueden usar las manos), al fútbol, corriendo, montando bicicleta (un cómodo y perfectamente asfaltado carril bici recorre todo el paseo marítimo) o ejercitándose en alguna de las estaciones de musculación repartidas a lo largo de la costa. La zona cercana al Fuerte de Copacabana se ha convertido en punto de reunión de los amantes del stand-up paddle, un deporte marítimo que ha entrado con fuerza en Rio y en ese mismo lugar, los más madrugadores pueden disfrutar del espectáculo de los barcos pesqueros volviendo a tierra casi con la salida del sol, para vender sus pescados y mariscos recién capturados.

Fútbol playa en las arenas de Copacabana rio de janeiro

Fútbol playa en las arenas de Copacabana

Y por supuesto, en el barrio de Copacabana sigue habiendo lugar para la cultura y la música. Prueba de ello no es sólo la existencia de lugares donde cada noche se puede escuchar música en vivo, como el ya tradicional bar Bip-Bip, un minúsculo boteco famoso porque organiza animadas rodas de samba, sino el nuevo Museo de la Imagen y el Sonido, que ha dejado el centro de Río para instalarse mirando a la playa de Copacabana y que promete convertirse en un referente de la cultura carioca y en uno de los símbolos de modernidad de Río de Janeiro.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Te puede interesar…

Menu
×