Alquiler de autos en Rio de Janeiro

El alquiler de autos en Río de Janeiro es una excelente alternativa para aquellos que no se conforman con conocer la ciudad sino que quieren visitar los alrededores. El transporte público es una buena opción pero en algunos casos no es suficiente o hace que los desplazamientos lleven más tiempo del disponible.

Hermosas ciudades coloniales y playas de ensueño se encuentran a varios kilómetros de distancia y son joyas verdaderamente imperdibles. Muchas de las mejores playas de Río se encuentran al oeste, más allá de Barra de Tijuca y no hay forma de acceder a ellas fácilmente en transporte público.

En cualquier caso, hay varias cosas a tener en cuenta a la hora de decidirse por el arriendo de autos. El tráfico, las distancias, el precio y por supuesto los lugares a visitar serán determinantes a la hora de elegir la mejor manera de moverse que más se adapte a nosotros.

Cómo alquilar un auto en Río de Janeiro

Probablemente los lugares más cómodos para alquilar auto sean los aeropuertos Santos Dumont y Galeao. En ambos aeropuertos hay oficinas de casi todas las empresas de rent a car que operan en Río. Para evitar colas al momento de la llegada, lo mejor es hacer la reserva on-line del vehículo y recogerlo en el aeropuerto.

Reservar on-line el arriendo de autos permite comparar precios entre las diferentes empresas de alquiler y beneficiarse de ofertas especiales. En rentacarbrasil.com puedes encontrar autos de alquiler en los principales lugares turísticos de Brasil. Colaboran con los mejores rent a car para ofrecerte la mejor tarifa garantizada, disponibilidad ilimitada y un sinfín de ventajas para que puedas reservar tu vehículo sin contratiempos.

¿Conviene alquilar auto en Río de Janeiro?

Esta es una de las preguntas más frecuentes al momento de planificar una visita a la Ciudad Maravillosa y la respuesta es depende.

Si el arriendo de auto es para moverse por el centro de Río, quizá no sea la mejor idea. El tráfico en el centro puede ser muy pesado y moverse en coche puede hacer que el tiempo de recorrido se prolongue innecesariamente. Para el centro la opción más rápida es el metro.

Para los que se hospeden en los barrios más alejados de las zonas turísticas como Barra de Tijuca, el alquilar un auto puede ser conveniente, especialmente para ir desde su alojamiento a zonas como Copacabana, Ipanema, Leblón, el Cristo Redentor o el Pan de Azúcar.

Para lo que sí conviene alquilar un auto en Río de Janeiro es para realizar excursiones a las ciudades cercanas como Paraty, Búzios, Petrópolis o Angra dos Reis, punto de partida para llegar a la paradisiaca Isla Grande. Existe transporte público para llegar a todas ellas, pero alquilar un coche para ir es la forma más rápida y cómoda.

Las carreteras en general están en buen estado y bien señalizadas, y viajar en coche permite una libertad de movimiento que no se tiene con el transporte público.

¿Cuánto cuesta alquilar un auto en Río de Janeiro?

El precio del alquiler de un automóvil depende de su gama, tamaño, franquicias, etc. En general los más comunes son los coches de gama media con capacidad para 5 pasajeros.

Los alquileres de auto más baratos oscilan entre R$80 y R$100 por día, mientras que los vehículos de gama más alta como Mercedes o VMW pueden alcanzar los R$300 o R$400 diarios. En la mayoría de los casos los alquileres incluyen kilometraje ilimitado y una franquicia por daño o robo.

Las empresas que ofrecen los precios más económicos de alquiler de autos son por lo general las empresas brasileñas como Foco Rent a Car, Movida y Unidas. Quienes prefieran elegir arrendar auto en empresas más conocidas a nivel mundial también pueden encontrar Avis, National y Budget.

Requisitos para alquilar un auto en Río de Janeiro

Como en cualquier parte del mundo, el arriendo de autos en Río tiene unas condiciones que es importante conocer antes de hacer la reserva. Esas condiciones son comunes a todas las empresas de Rent a Car en Brasil.

Lo primero es que el conductor principal y los conductores adicionales (de haberlos) deben ser mayores de 21 años y tener por lo menos 2 años de antigüedad con el permiso de conducir. Si la antigüedad es menor, las empresas de Rent a Car de Río cobran un importe adicional por día que ronda los R$60 (más impuestos).

Además es requisito que se presente una tarjeta de crédito a nombre de la persona que será el conductor principal del coche de alquiler. La tarjeta se usará para garantizar no sólo el importe del alquiler sino también la franquicia y los posibles gastos, por lo que deberá tener crédito disponible suficiente.

Ninguna empresa de alquiler de coches en Río de Janeiro acepta tarjetas de débito ni dinero en efectivo. Las tarjetas de crédito con mayor aceptación son Visa, MasterCard y American Express, sólo algunos rent a car aceptan Diners, por lo que es mejor asegurarse primero si se necesita usar esa tarjeta.

No hace falta el permiso de conducir internacional para el alquiler de vehículos en Río, salvo para aquellas personas cuya licencia no esté escrita en alfabeto romano. Además del carnet de conducir, la empresa de alquiler de coches solicitará un documento de identidad (pasaporte) al momento de recoger el automóvil.

Quien quiera alquilar un auto en Río de Janeiro y devolverlo en una ciudad diferente, debe asegurarse de que la empresa de rent a car que elija lo permita y tener en cuenta que en ese caso le cobrarán un importe por concepto de devolución del vehículo.

Otro detalle que es importante tener en cuenta es que la mayoría de empresas de Rent a Car en Río de Janeiro no permiten hacer cruces fronterizos con los coches de alquiler.

Te puede interesar…


Menu
×