PUBLICIDAD

Cultura Carioca

Ambiente de buteco
Emoción en el Maracaná
Grupo de samba
Aperitivo en Urca
Ensayo de escuela de samba

La Cultura Carioca es todo aquello que define la identidad de Río de Janeiro y sus habitantes.

Según una de las definiciones recogidas en el diccionario de la Real Academia Española, “cultura es el conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.”, siendo la “Cultura Popular el conjunto de las manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo.”

Por tanto, al hablar de la cultura carioca tenemos que referirnos a lo más destacado de sus tradiciones y manifestaciones artísticas. Todo aquello que forma parte esencial de la vida en Río de Janeiro, y nada más tradicional que su música, sus bailes, su comida y bebida y, por supuesto, su amor por el fútbol.

PUBLICIDAD

La música, una forma de vida

Crisol de culturas, en Río de Janeiro se mezclaron ya desde hace siglos razas tan dispares como la indígena, la europea y la africana, pero la sociedad carioca sigue cambiando y la fusión cultural continúa ahora con la influencia de culturas como la asiática y la norteamericana.

Esta fusión ha dado origen a una Cultura Carioca con nombre propio y características únicas y, ha generado el surgimiento de géneros musicales únicos, tales como la Samba (o el samba, como se le llama en Brasil) y el Bossa Nova, dos ritmos que están prácticamente en el ADN del pueblo.

La música forma parte del día a día de los cariocas, no hace falta un motivo especial para mover los pies a ritmo de samba. Aunque el mayor exponente de esta expresión artística, es indiscutiblemente, el mundialmente conocido Carnaval de Río de Janeiro. Y, aunque es verdad que el carnaval es una fiesta cuyos orígenes se remontan varios siglos atrás y que se celebra en muchas partes del mundo, en ningún sitio tiene tanto color, tanto brillo, tanta alegría y tanta música como en la ciudad Maravillosa.

Tours gastronómicos en Río

Reservando alguno de estos tours, descubrirás sabores tradicionales de Río y conocerás mejor las costumbres cariocas y el patrimonio cultural de la ciudad.

 

Reservar

La pasión por el deporte rey

El pueblo carioca cuando hace algo lo hace con pasión y cuando algo le gusta no se conforma con medias tintas sino que lo ama intensamente. No hay mayor prueba de esto que el amor que siente por el fútbol, un amor que se repite con la misma intensidad en cada ciudad, pueblo, localidad y aldea (por pequeña que sea) de todo Brasil.

No es posible entender la cultura de Río de Janeiro sin entender su pasión por este deporte, que para ellos es el rey, aunque hay que admitir que los cariocas aman el deporte en todas sus expresiones. Pocos paseos marítimos (que en Río se conocen con el nombre de orla) pueden verse tan llenos de gente corriendo, montando en bicicleta o patinando, como los de las playas de Copacabana e Ipanema, aunque allí donde haya un espacio disponible habrá cariocas ejercitándose.

Sin embargo, si hay que elegir, el fútbol siempre gana. Impresiona ver cómo la ciudad se transforma, se queda desierta y se hunde en el silencio, mientras los cariocas contemplan a sus equipos disputando algún encuentro. E impresiona más ver cómo estalla en un grito de alegría cuando se marca un gol. Porque en Río, el fútbol ocupa un lugar tan destacado que es todo un rango cultural de su gente.

La comida, otra expresión de la cultura carioca

Otra de las más importantes manifestaciones de la Cultura Carioca es su gastronomía. Y con ella, sus tradicionales botecos, bares abiertos a la calle donde los cariocas se reúnen a cualquier hora para beber cerveza o caipirinhas y comer contundentes raciones de comida, a base de carnes, pescados o mariscos. Es en estos lugares donde el carácter sociable, alegre y amistoso de los cariocas se hace todavía más palpable.

La famosa cultura carioca es indiscutiblemente sinónimo de la alegría de un pueblo acogedor que no hace distinciones entre propios y extraños. En Río de Janeiro el visitante fácilmente se siente como en casa.

PUBLICIDAD

Te puede interesar