• In some rare cases to the development and possibilities conjunctivitis and corneal neovascularization of keratitis. with tearing and photophobia (photophobia) years of age, (for 4-year-old children) Multi-tab skid (1 to 4 years) and multi-tab Scan Junior.FOR children - the main feature. These formulations contain the necessary and seven of mineral doses of vitamins and 11 years. Once in a multi-multi-tab of the Day of the nozzle blade and a single dose of Junior in the form of order decadron a tasty chewable tablets, it is available due to the need of vitamins and minerals.- liver disease, it suddenly, and the temperature, pain, drying and sore throat, fatigue was observed to increase. Tonsils and submandibular lymph nodes have been added. If their feelings, we have a patient is feeling pain. 250 grams of walnuts, dried apricots 250 g, 250 g of honey, 2 lemon. Take a drip on a daily basis. Repeat the cleaning during the five years.

Flora y Fauna de Río de Janeiro

Varios jacarés descansando Quinta da Boa Vista Rio de Janeiro

Varios jacarés descansando

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Debido a su especial ubicación geográfica, la flora y fauna de Río de Janeiro es muy diversa, aunque esto no es lo común cuando se trata de una gran ciudad, especialmente una ciudad con tantos millones de habitantes, pero es que esta ciudad no tiene nada de común. Con cientos de hectáreas de selva tropical en pleno corazón y gracias a los crecientes planes de reforestación y protección ambiental de la Mata Atlántica, Río de Janeiro tiene mucha naturaleza que ofrecer a sus visitantes.



La flora de Río de Janeiro

Bromelia del Jardín Botánico de Rio Flora y fauna de Rio de Janeiro

Bromelia del Jardín Botánico de Río

Los terrenos que forman lo que hoy conocemos como Río de Janeiro son una extensa área de terreno fértil que, antes de la llegada de los europeos, era una inmensa selva tropical llena de manglares, lagunas, restinga y pantanos.

La zona se caracteriza por ser una selva tropical húmeda, también conocida como Mata Atlántica que se extiende más allá de la Serra do Mar cubriendo los macizos costeros y las partes bajas. Esto da como resultado que se desarrollen diferentes formaciones vegetales, dependiendo del nivel de altitud a la que se encuentren.




Por ejemplo, por encima de los 1.500 metros sobre el nivel del mar el bosque es un Bosque Nuboso (con presencia constante de nieblas) de bajas temperaturas, por lo que las especies de plantas que allí se encuentran no superan los 10 metros de altura, con troncos y ramas delgadas, cortezas rugosas y hojas pequeñas y muy juntas. Son típicas de estas altitudes plantas nativas como el ipê-amarelo (flor símbolo de Brasil), el fedegoso, el jacarandá-mimoso, la paineira o barriguda (también conocida como palo borracho), la quaresmeira con sus hermosas flores color malva, el embaúba o árbol del perezoso, el cedro y la canela, así como un gran número de bromelias y heliconias y una enorme variedad de musgos.

Tours en Jeep

Visita algunos de los principales lugares de Río de Janeiro a bordo de un vehículo 4x4. Centro Histórico, Santa Teresa, Corcovado, Pan de Azúcar, Bosque de Tijuca y mucho más.

 

Reservar

En las partes escarpadas de las laderas de los morros, situadas entre los 500 y 1.500 metros de altura, se desarrolla lo que se conoce como Floresta de Montaña, donde es posible apreciar árboles que alcanzan los 25 metros de altura, junto con vegetación de tamaño medio bastante densa. Aquí se viven especies como la Vochysia laurifolia, la Clethra brasilensis, gran cantidad de palmeras, bromelias y varios tipos de epífitas como la hermosa flor de mayo (Schlumbergera truncata). También abundan los helechos, sobre todo en las zonas con gran concentración de humedad como pequeñas depresiones rocosas y riachuelos.

Finalmente, la parte más baja de la Mata Atlántica, conocida como Floresta Submontañosa, se extiende entre los 50 y los 500 metros de altitud. La sobre explotación de recursos, el desarrollo urbano y la deforestación intensiva para crear áreas del cultivo de caña de azúcar y de café en los siglos XVIII y XIX, afectaron grandemente esta región, llevando casi a la extinción a especies de plantas características como el pau-brasil, árbol que da nombre al país y que durante la época colonial se utilizó para obtener el tan apreciado colorante rojo utilizado para teñir textiles. La Floresta Submontañosa se caracteriza por presentar árboles que pueden alcanzar los 40 metros de altura y por estar formada por una densa vegetación arbustiva. En la actualidad, la flora que abunda en esta zona está formada por árboles frutales como la palmera cocotera, la palmera del açaí o palma manaca (nativa de la región amazónica), la jaboticaba (Myrciaria cauliflora),  así como helechos, orquídeas, bromelias y una amplia variedad de plantas trepadoras.

La fauna de Río de Janeiro

Capibara en el Parque Chico Mendes Flora y Fauna de Rio de Janeiro

Capibara en el Parque Chico Mendes

Antiguamente, los bosques tropicales que crecían libres en el área que hoy ocupa Río de Janeiro, eran el hogar de centenares de especies animales autóctonos, que debido a la rápida expansión urbana y la devastación forestal fueron abandonando sus hábitats naturales. Poco queda de aquel paraíso virgen al que hace más de cinco siglos llegaron los primeros europeos, no obstante, en las últimas décadas los planes de reforestación y protección ambiental no sólo han beneficiado a la flora sino que también han traído de vuelta a varias de las especies animales típicas de la Mata Atlántica, que hoy conforman la fauna de Río de Janeiro.

Por ejemplo, en la Floresta da Tijuca habitan más de doscientas especies de animales, entre las que destacan serpientes como la coral y la jararacá, reptiles como iguanas y calangos, coloridas aves como la saíra, la rendeira, el tangará o el beija-flor (colibrí) y otras de mayor tamaño como gavilanes y jacupembas. Entre los mamíferos, los que más abundan y son más fáciles de ver son con toda seguridad los monos, entre los más comunes están el macaco-prego o mono capuchino y el macaco-estrela o tití, que no sólo se encuentran en los parques naturales sino también en lugares tan visitados como el Pan de Azúcar o el Cristo Redentor, donde también es posible toparse con familias de coatíes. Igual de fácil es encontrarse con un gran número de garzas picoteando en las riveras de la Laguna Rodrigo de Freitas o de cualquier zona húmeda.

Otras de las especies animales representativas que han vuelto a los parques naturales y que pueden verse en lugares como el Bosque da Barra o el Parque Chico Mendes son el jacaré-de-papo-amarelo (caimán que estuvo en grave peligro de extinción), la tortuga y el capibara.

Más difíciles de ver debido a que se camuflan muy bien y a que suelen estar en las copas más altas de los árboles, son los perezosos (conocidos en portugués como bicho-preguiça), los tucanes y los papagayos. Otros animales de Río de Janeiro que afortunadamente han vuelto, en especial a las zonas occidentales y más apartadas de los núcleos urbanos, son el cachorro-do-mato, el gato do mato, el tatu o armadillo y el tamanduá-mirim u oso melero.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Te puede interesar…

Menu
×